miércoles, 12 de agosto de 2009

LUSTMORD o ASESINATO SEXUAL


Lustmord o asesinato sexual, a mí parecer es un inusual estilo artistico dentro del arte, que se dió particularmente en la Alemania de Weimar después de la primera guerra mundial fue la fascinación artística por el asesinato sexual. El sujeto no es otro que ya era con cualquier significado inventado durante la época como un prominente y subyacente aspecto que siempre ha existido en la psicología humana, defendido por de Sade, decretado por Jack el destripador y analizado por Freud. Como de Sade, quien adoraba a las mujeres y las estimaba como divinas, siendo malinterpretado como simple y llana misoginia, dando a la mujer tanto poder sobre el corazón de un hombre también les da el poder para destruirlo. Y con esa destrucción es el instinto natural humano el que reclama lo que ha sido usurpado, que es a lo que el asesinato sexual responde de cierta forma.
La fascinación en el arte ha sido retratada de manera prominente por los artistas alemanes de los años 20 y 30, Otto Dix y George Grosz, un ilustrador, artista y sátiro político. El punto fuerte de ambos artistas eran la habilidad y el coraje para retratar la fealdad y lo grotesco del mundo desenvuelta e intrépidamente, como si así fuera siempre la carga del artista.
Pero a mí parecer y a pesar de que desde que Otto Dix o George Grosz se decantaran por el Lustmord, el Lustmord ha sido dejado un poco o bastante de lado a lo largo de los años hasta hoy, cosa que sí tenemos en cuenta a todos los asesinos sexuales famosos a lo largo de todo este tiempo, el lustmord como reflejo indirecto o directo de ello aún está presente al igual que lo estaba en los años 20 y 30. Con que últimamente he llegado a la conclusión de que el Lustmord como arte y representación de cierta parte de la realidad y psique humana no debería ser olvidado, sino retomado pero retomado como reflexión y protesta al igual que hicieron Otto Dix y George Grosz. Es algo que debería ir evolucionando al igual que ha ido evolucionando la psicología o las distintas y cada vez más preocupantes patologías criminales... Yo desde que descubrí el Lustmord me he dado cuenta de ello pero sí vosotros pensaís otra cosa, sería agradable ponerlo en común pues me he ido dando cuenta que a partir del Lustmord pueden salir distintos temas relacionados a tratar.
Parte del texto la saqué de aquí:

1 comentario:

Nerou dijo...

mmmm desconocía totalmente su existencia. Investigaré un poco al respecto, parece interesante.