viernes, 31 de diciembre de 2010

FanFic Slayers HIJOS DE LA LUZ


OS DESEO UN MUY FELIZ 2011 ^^ Tanto a vosotros, queridos bloggers como a todos mis amigos y seguidores del DA ^^ Este dibujo es mio, mio eh XD
Al igual que entre ellos había, por decirlo de algún modo, una conexión que al estar unidos incrementaba sus habilidades magícas y todo su ser, sus respectivas descendencias también llevarían consigo esa conexión. Jura, la mayor, lo sabía de antemano, pues su padre, preocupado como era costumbre en él, se lo contó. Jura, con apenas seis añitos lo comprendió e incluso le maravilló. Con una gran sonrisa, dedujó:
-Eso significa que nunca estaré sola, es como si tuviese hermanos pero muy lejos, ¿verdad?
Su padre, el eminente Lei Magnus, asintió y la niña no dijó más. Sin embargo, a Zelgadiss, descubrir todo aquello fue como si hubiese descubierto el inicio del universo, era una información costosa de comprender. Jamás había oido hablar de todo eso, por lo que casi le da un siroco. Rezo, dada su desconfianza y avanzada edad, hasta no estar totalmente seguro de ese hecho, no le diría nada a Zelgadiss, porque para Rezo eso por el momento era difusas deducciones entre Magnus y él. Elethea, que poseía una inteligencia anormal para su edad y una sensibilidad única para esas cosas, lo fue deduciendo por sí misma. Su padre, que en muchos aspecto era como un niño grande, la creyó fascinado ante la posibilidad de tener "hermanos" o a algún igual que le ayudase a comprenderse y a comprender lo demás. Quizás por ese motivo, cosa inexplicable, Elethea creó lazos de unión con Rezo. Si sabes dominar la magía considerada prohibida, ¿por qué no? Los hijos de la oscuridad también tienen una conexión muy fuerte entre ellos, les guste o no. Elethea se lo explicó con sumo paciencia a su padre, para que éste se lo comentará a su señor, el dragon sagrado AquaLord. AquaLord le escuchó atentamente y trás meditarlo, les permitió atravesar la barrera magíca que protegía su templo y la que limitaba aquella zona con las otras. Cruel destino, Elethea sería asesinada por uno de Los hijos de la oscuridad, por lo que su apenado padre abandonaría la misión.
Muchísimos años tendrían que pasar para que Zelgadiss y Jura se reunieran y Jura le contasé todo lo del Eterno Poder y por supuesto, su conexión. Elethea, desde Zion, seguiría tratando de reunirse con ellos. Qué alguien abandone su cuerpo fisíco, que alguien como ellos lo abandone, no quiere decir que realmente muera, pasará a Zion, la dimensión dispuesta para los angeles o será parte del mundo junto con La gran entidad, ¿Díos?

miércoles, 29 de diciembre de 2010

Hmmp


Mmm sólo sé que sale en Saint Seiya y representa a Virgo ^^
Espero que os guste, me he esforzado muchísimo ^^
Estoy en una situación, la cúal no sé que hacer...
Mis padres tienen mucha razón y estoy deacuerdo con ellos por lo que a esta persona le tendré que decir las cosas claras aunque no sé cómo se lo tomará, yo espero que bien porque lo que le diga no quita que podamos seguir siendo compañeros e incluso amigos. Ahora si se lo toma a mal, pues, para mí va a ser duro pero se lo tengo que decir y esa persona y yo sólo nos veremos una vez a la semana. Si va mal la cosa, tendré que hacer como cuando iba a instituto y había un profe con el que no congeniaba, ignorarle, buenas tardes, adios muy buenas.
Harto tengo con lo mio y mí ordenador, a riesgo de morir inesperadamente ¬¬
Ya queda mu poco pa Reyes, se me está pasando la semana vola XDDD

martes, 28 de diciembre de 2010

BE GOOD WITH YOUR CREATOR


Sir BlackRabbit con nuestra querida y torturada Alice X3
Regalo de Navidad para Sir BlackRabbit, creador de Alice in Nightmare land y encantador bloguero y seguidor de mí Laberinto rojo ^^ El color no es gran cosa pero bueno...

lunes, 27 de diciembre de 2010

^^ PAREJITAS ^^




Mis parejas de heroes y heroinas favoritas en Slayers ^^ Espero que os gusten, me esforcé muchísimo. La segunda, es decir, Amelia y Zelgadiss la hice especialmente para Ameban, una alucinante dibujante que conocí en DeviantArt ^^

domingo, 26 de diciembre de 2010

DÍA DE LA SAGRADA FAMILIA


No recuerdo quien es el artista pero es una imagen que me encanta ^^ Por lo que la pongo en el blog ^^
Pues resulta que si no fuese gracias al proyecto de mí amiga en AFAS, hoy, por ejemplo, no habría conocido a una gran persona. Esas son las cosas que me motivan, tanto para ir a Lourdes como para formar parte de proyectos como el de esta amiga. Lo que se cuenta y se descubre allí pueden ser cosas tán hermosas y sorprendentes, a veces te emocionas tanto que salen algunas lagrimillas...
Hoy es un día muy bonito, el día de La sagrada familia. Un buen ejemplo de familia, ya que tanto José como María, junto a Jesús, dentro de los posibles problemillas propios de la convivencia o a las adversidades de la vida, se mantuvieron muy unidos. Ahora hay muchas familias que sin ser familias desestructuradas, por cosas de la vida, no están tán unidas, los padres no quieren trato con los hijos o los hijos entre ellos no se pueden ni ver. Eso, en mí humilde opinión, es muy triste, la familia, con lo valiosa que es, que es como decía Aristoteles o seguramente otro gran filósofo griego, una de las primeras ciudades. Por eso, yo doy muchas gracias a Dios y le pido que sigamos manteniendonos unidos. Conque espero que vosotros y vuestras familias esteis muy unidas y esa unión no se pierda.

viernes, 24 de diciembre de 2010

FanFic Slayers MERRY CHRISTMAS


Bueno, con respecto al dibujo, al principio esque estaba intentando hacer un Fan Art de un Fan Art XD Pero así, mucho mejor. Espero que os guste y FELIZ NAVIDAD ^^
Apenas estaba el sol dejandose ver, la pequeña Christine, se dirigía sola a visitar a su abuelito. Se le había metido en su cabecita pasar aquel día con su abuelito, el día de Navidad. A pesar del frio y la espesa nieve, Christine llegó pronto. Antes de entrar, se sacudió algunos rastros de nieve de sus botas hechas de piel y entró pues la puerta estaba entreabierta, Christine se alegró pensando que su abuelito la había dejado así porque suponía que ella le visitaría.
-¿Rezo? ¿Abuelito? -Preguntó paseando por la casa, que para su sorpresa se hallaba vacía.
Christine se sentó en un gran sillón, el más bonito de todos los muebles y esperó preocupandose. Era muy temprano, Christine no sabía que su abuelito era una persona que desde primera hora de la mañana andaba muy ocupada, Christine acabó quedandose dormida. No fue hasta sentir que alguien la tocaba, que no abrió los ojos, despertó subitamente, alarmada.
-Chiquilla, ¿qué haces aquí con la puerta abierta? -Le preguntaba un hombre de aspecto joven y jovial.
Christine no supó que contestar, al principio no confiaba mucho en aquel hombre. Jamás lo había visto antes. Christine lo miró con detenimiento, en caso de ser un bandido, así podría denunciarlo. Sus pelo no era muy largo pero sí muy revuelto y ondulado. Su rostro era aniñado, nariz fina y labios no excisamente gruesos, con dos ojos grandes y de un color que a Christine le resulto familiar, castaños tirando a verdosos o verdosos tirando a castaños, similares a los de su padre. Sin embargo su ropa distaba mucho, parecía más elegante y con detalles dorados. El hombre se apartó de Christine, se plantó frente a la chimenea y con tál sólo una palabra encendió la chimenea. Christine se quedó más asombrada. Aquel hombre sabía usar magía al igual que su abuelito. El ambiente comenzó a volverse agradable. El hombre preparó dos tazas de humeante chocolate caliente mientras esperaban al aútentico dueño de la casa. Christine no lograba comprender por qué ese hombre actuaba así, como si esa fuese su casa. Pronto oyeron un leve pero repetido sonido, tanto Christine como el hombre se levantaron y se dirigieron a la puerta.
-¡Abuelito! -Exclamó Christine, siendo la primera en llegar a la puerta.
El hombre se quedó unos pasos alejado, cruzando los brazos, mirando como su padre abrazaba a su sobrina. Era tál el cariño que sentía Rezo por Christine, que todo el lugar parecía llenarse de ese sentimiento. Rezo era ciego pero no por ello tonto, entrando junto a Christine, dijó:
-Me alegra tanto de que hayas podido venir, Desidiuh.
Desidiuh, que así se llamaba aquel hombre, se acercó a Rezo, Rezo le dió un fuerte abrazo. Christine comprendió entonces que aquel hombre debía de ser también hijo de Rezo. Caminaron hasta el salón, Rezo se sentó justo en el mismo sillón en el que Christine se había sentado momentos antes, su curioso bastón de plata, el objeto que les indicó que estaba cerca, desapareció pues ya no era necesario. Rezo sonreía, Christine, su angel y Desidiuh, su hijo menor, se hallaban con él.
-¡Feliz Navidad padre! Tal cúal te dije, aquí estoy, además te he traido esto. -Le felicitó la navidad impaciente, como si presintiese que algo malo estuviese a punto de pasar, Desidiuh, levantandose de su modesto asiento sacandose algo de los tupidos ropajes que llevaba.
-No tenías por qué molestarte en traerme nada, para mí tu mera presencia es el mejor presente. -Replicó Rezo, la emoción quebraba su voz.
Cuando Rezo estaba a punto de abrir el obsequio de Desidiuh, ante la expectante Christine. Un brusco sonido les informó de la presencia de otra persona, Rezo, de inmediato hizó aparecer su particular bastón. Su expresión cambió, ya no parecía tán feliz, Christine se entristeció mucho pero volvió a sonreir cuando aquella persona entró en el salón y era su padre, Tessaurus.
-Sólo vengo a por Christine. -Anunció caminando hasta su hija.
Estaba más que claro que aún sentía mucho rechazo hacía Rezo, su padre. Cogió a Christine y del mismo modo que llegó se marchó, sin decir una palabra más. Desidiuh corrió trás él. Rezo se quedó sentado sin decir palabra, apesumbrado. Tessaurus era su primer hijo, por lo tanto, su tesoro, una posesión que cada vez estaba más lejos de volver a sus manos.
-¡Yo quiero pasar la Navidad con el abuelito! -Gritaba lloriqueando Christine agitandose enojada ante la obvía negativa de su padre. -¡¿Por qué no?!
-¡Lo sabes de sobra Christine! ¡No me obligues a azotarte! -Le reprendió Tessaurus, dejandola disgustada y asustada.
A la lejanía Christine consiguió dislumbrar a su tío, el cúal le guiñó un ojo. Christine parpadeó varias veces. Ya en casa, hipando Christine se encontraba sentada frente a la ventana contemplando el nevado paisaje, como iba y venía la gente, todos tán felices. Ella también quería pasar unas felices fiestas. Un día con su abuelito, otro con su tío y los demás con su padre. Entre aquellas personas, sentado junto a su ventana, Christine vió a Desidiuh, cosa que la pusó muy feliz. Christine, entendiendo con rapidez, los gestos de Desidiuh, abrió la ventana de su cuarto para hablar con él.
-No te enfades con tú padre, Tessaurus siempre ha sido demasiado cabezota.,,
-Ya, pero nunca consigo entender del todo por qué.
-Eso es un asunto entre Rezo y él. Comprendo que no quiera verle pero yo lo que realmente no logro entender es por qué no te permite a tí visitarlo.
Desidiuh y Christine se miraron pensativos. A Christine le molestaba que su padre odiase a su abuelito pero en el fondo le gustaba pensar que si seguía visitandolo a escondidas algún día esos dos volverían a hablarse. Christine corrió hacía el armario y pensando que sería difícil volver a ver a Rezo durante las fiestas, dado que su padre y los familiares maternos no le quitarían el ojo de encima, cogió un pequeño objeto envuelto con mucho esmero para darselo a Desidiuh.
-Si vas a pasar por casa de Rezo, por favor, entregale esto de mí parte. -Le suplicó Christine poniendo el regalo a su abuelito con cuidado pero Desidiuh no se lo guardó sino que le dijó:
-¿Y por qué no se lo das tú misma?
Al poco Christine se dirigía junto a desidiuh a casa de Rezo. Christine iba dando botes, estaba tán contenta que lo hacía practicamente sin darse cuenta. Desidiuh la miraba con ternura. Rezo se hallaba sentado, apoyando parte de su rostro sobre una mano. Christine avanzó hasta él y antes de comenzar a hablar, le dió un beso en la mejilla.
-Abuelito, no estés triste, yo seguiré viniendo a verte, diga mi padre lo que diga.
-Mi pequeño angel, no puedes hacerte imaginar lo feliz que me hace oirte decir eso. -Le respondió Rezo estrechandola entre sus brazos. Fue un abrazo largo, Christine deseó que nada pudiese romper ese momento, le encantaba sentir la suavidad de las telas con las que los ropajes de su abuelito estan hechos y le encantaba escuchar como latía el corazón de su abuelito.
-Christine, ¿no tienes algo que darle a Rezo? -Le recordó Desidiuh.
Christine se separó de Rezo y exclamó:
-¡Es verdad! He vuelto para darte esto, Feliz Navidad, abuelito.
Christine le entregó con delicadeza y mimo a Rezo su regalo, un regalo hecho por ella misma. Rezo se sonrojó. Era excesivo, el no se sentía merecedor de ninguna clase de regalos y menos de uno tán bonito como el de Christine.
-Es un angel, tú angel guardían cuando yo no este. -Le informó Christine con una sonrisa.
Y tal y cómo ella le comentó, así era, Rezo al pasar sus dedos, pudó identificar los detalles que le confirmaban que era una figura tallada a mano, de un angel, pues poseía alas.
-Espero que tu padre y tú también paseís una Feliz Navidad, Christine. -Fueron las únicas palabras que logró decirle Rezo a Christine.
Fue una visita fugaz pero Christine ya no se sentía tán enojada, al menos había podido entregarle, gracias a Desidiuh, su angel guardían. Desidiuh la ayudó a entrar a casa, por la ventana de su habitación. Antes de cerrar la ventana, Christine quisó averiguar una última cosa.
-Desidiuh, tus ropas son similares a las de Rezo, ¿puedo saber por qué?
-Claro, eso es porque yo soy un sacerdote pero jamás seré ni la mitad de bueno que él. -Le respondió Desidiuh y una vez respondida la pregunta Christine cerró la ventana.

jueves, 23 de diciembre de 2010

RECUERDOS DE UN TIEMPO QUE NO VOLVERÁ


Maravilloso dibujo realizado por Codelucy. Sí os gusta, echadle un ojo a su galeria en DeviantArt:
Ya no consigo recordar con la misma exactitud su rostro. ¿Era rubios o castaños sus cabellos? A menudo le preguntaba de qué color eran sus ojos, ella sonreía y me contestaba:
-De tú color favorito.
Me gusta pensar que durante aquella turbulenta epóca de mi vida, ella era mí angel de la guardía pues su mera presencia me apaciguaba, daba calma a mí trastornada alma. Me entristece tanto pensar que no volveremos a estar juntos, al menos hasta que pase mucho tiempo. Aún guardo el recuerdo de su risa, el olor a flores campestres o su fina voz. Compartimos tantas inquietudes, tantos sueños, tantas posibilidades imposibles. El camino se nos hacía tan cortito, a pesar de su corta edad, ya era muy responsable y aunque todos los adultos la miraban con preocupación, dada su endeble constitución, ella poseía un gran vigor, un vigor similar al que poseen los heroes de las leyendas. A menudo me sorprendía, sus conocimientos iban más allá de los de su edad y posición social. Supongo que ya no habrá más primaveras, se marcharon con ella. Bastantes años despúes, cuando una jugada caprichosa del destino volvió a reunirme con ella, las cosas en mi vida volvían a complicarse pero ya no era un chiquillo, ya era todo un hombre, capaz de decidir por mí mismo y así fue, dí el paso, un paso torpe a la vez que enérgico. Ella fue mí decisión, estar con ella. Ella, mi angel, debió de advertirlo pues hicimos una promesa e intercambiamos objetos muy valiosos para nosotros. Ser encerrado no era nada comparado con lo que me esperaba cuando obtuve mi libertad. No cumplí mi promesa, ella murió esperandome. Ahora lo único que me queda de ella, son recuerdos borrosos y una corona de flores campestres secas.

miércoles, 22 de diciembre de 2010

QUÉ COSAS XD




Valgaav de Slayers y Canal Volfield de Lost Universe X3
Es curioso el modo que tiene de escanear y resaltar el color mi escaneadora ahora XD
Dibujados, más o menos, de la misma manera, dando los detalles justos, espero que ambos os gusten, me los he currao muchísimo ^^
Creo que debería haberle puesto mi nombre al de Valgaav también ^^'

martes, 21 de diciembre de 2010

FAN ART + REFLEXIÓN NAVIDEÑA


Zelgadiss con Rezo X3
Espero que os guste, me he esforzado muchísimo, me he pasado toda la mañana ^^
Ya queda poco, poquísimo para Navidad, las luces, los papas noeles y los villancicos nos invaden. Cosa que está muy bien, forma parte de la tradición pero deberíamos pararnos a pensar, ¿engalanamos nuestras casa por mera costumbre o debido a la alegría que sentimos al celebrar La Navidad? Porque, yo creo, La Navidad, no sólo es una gran fiesta debido a que tenemos unas semanas sin ir a las clases y a según que trabajos o debido a los regalos que recibimos. Celebramos un evento, sobretodo los cristianos, muuuy importante, el nacimiento de Jesucristo. Aunque a menudo, parece que se nos olvida, nos volvemos un poco bastante interesados y no nos esforzamos en celebrarlo debidamente. Por eso, cuando mi hermana me soltó, cosa que me hizó sentir muy útil y feliz, que estaba haciendo algo muy grande en AFAS, fue como dentro de esta neurótica conformista, aún hay esperanza. Hay que ver La Navidad como el cumpleaños de Jesús o dado que ya murió, resucitó y ocupó el lugar del Padre, como un aniversario. Cuando una de las catequistas en AFAS, mujer muy sabia por cierto y cariñosa, les comentó o comentó que cada cosa buena que hagamos será como si fuese un regalo a Jesús recien nacido, me gustó mucho esa forma de prepararles para La Navidad. Por eso, yo estos días me voy a esforzar por pasar un rato agradable con mis hermanas, regalaré dibujos tanto a amigos como a todo aquel que me lo pida y bueno, aún sonando un poco egoísta, soy humana, dado que lo que pedí ha sido cancelado, haré otro gran pedido.

lunes, 20 de diciembre de 2010

FanFic Slayers


Zelgadiss o Zelgadiss antes de ser transformado en quimera visto en Slayers Evolution-R ^^
Espero que os guste, me he esforzado muchísimo ^^
Esa mañana parecía no haber manera de despertar al joven Zelgadiss. Se aferraba a la cama como si de ello dependiese su vida. Zolf, a veces, en ausencia de Rezo, era su instructor pero a menudo Zelgadiss pensaba que sus metodos distaban mucho de los de Rezo, por lo que más de una vez tanto alumno como maestro provisional tenían una gran bronca. Zolf, agarrandole fuertemente de una pierna, gritaba, comenzando a enrojecer debido al enojo:
-¡Muchacho malcriado ya deberías estar más que listo para la acción!
Zelgadiss, ante el cabreo y el fuerte tirón que le dió Zolf, no tuvo más remedio que abandonar su cama. Zolf miraba como se vestía impaciente, dando golpecitos al suelo con un pie. A Zelgadiss no le gustaba madrugar y mucho menos de semejante modo, como si el día fuese a desvanecerse. Con el estomago apenas lleno, Zolf tan sólo le permitió desayunar un poco de leche y un trozo de pan, Zelgadiss finalmente llegó hasta donde se encontraba Rodimus. Rodimus al contemplar el gran bostezo que Zelgadiss dió al pasar a su lado, exclamó dandole unas palmadas cariñosas en la espalda:
-Ha costado pero por fin podremos comenzar.
Zolf se colocó junto a Rodimus, mientras Zelgadiss hacía grandes esfuerzos por seguir de pie. Aún parecía un poco dormido. Zolf era un maestro gruñón, no paraba de comentar sus fallos a gritos, Zell se sentía incapaz de mejorar aquella mañana. Rodimus apoyado sobre su arma escuchaba a Zolf, cuya voz se volvía más aguda dada su poca paciencia y la altitud de los gritos.
-No sé en qué estaría pensando Rezo al contratarte, Zolf. -Fue lo único que Zelgadiss le soltó a Zolf a modo de protesta. Zolf se quedó patidifuso, vamos, lo que le soltó Zelgadiss fue la gota que rebasó el vaso aquella mañana. Rodimus con una serena sonrisa, para más fastidio de Zolf, dijó:
-Ni yo.
-¡¿Cómo?! ¡Acaso no es obvío, nuestro señor Rezo sabe lo valioso que soy y te guste o no, voy a sacar de tí, mocoso dormilón, a un gran espadachín! ¡Y tú Rodimus, en vez de reirte de mí, deberías echarme una mano con el crío!
Zolf se alejó de ellos, dando grandes zancadas. Estaba de muy mal humor, con todo lo que él se esforzaba con Zelgadiss, que Rodimus, más que ayudar, le humillase, era demasiado. Tomaría una cerbeza bien fresquita y volvería a intentarlo pensó llegando al pueblo más cercano.
-Se ha ido. ¿Eso significa que la lección de hoy ha acabado? -Le preguntó Zelgadiss a Rodimus con expresión pícara.
-De eso ni hablar. Nuestro deber es instruirte en el arte de la espada, si nuestro señor Rezo descubre que te he permitido escaquearte... No quiero ni pensar en lo que pasaría. -Le recordó Rodimus. Zelgadiss resopló y dejandose caer, acabó sentandose en la hierba, observando su espada no se dió cuenta de que Rezo ya había llegado y estaba justo frente a él.
-Me he encontrado con Zolf, no parecía muy sobrio, ¿alguno de vosotros dos podría explicarme por qué no?
-Mi señor Rezo... -Rodimus habló primero.
-Espero que lo que vayas a decirme no sea una mentira, Rodimus, eso no sería propio de un caballero. -Le advirtió Rezo viendolo venir. Sabía que inventaría cualquier cosa para que Zelgadiss saliese impune de la posible regañina. Zelgadiss, tragó saliva y levantandose, con valentía, le contó lo sucedido. Como le hizó perder los nervios a Zolf o simplemente como le complicó su labor al no obedecerle a la primera. Rezo, para vergonzosa sorpresa de Zelgadiss, no le castigó ni le regañó, simplemente posando ambas manos sobre su cara, acercando sus labios a su oido, le susurró:
-Bienaventurados los limpios de corazón pues ellos verán a Dios.
Zelgadiss se apartó con rapidez cortado, aún no era lo suficientemente adulto para comprender aquellas palabras pero le impresionaron por lo que marchó a la casa sonrojado dejando a Rezo y a Rodimus a lo lejos. Rodimus miró a Rezo con admiración. No era una persona tan sencilla como aparentaba.

domingo, 19 de diciembre de 2010

FanFic Slayers

Maravilloso dibujo de otra buena amiga y seguidora mia en DeviantArt, WaterLillySquiggles. Si os gusta, echadle un ojo a su galeria:
Ella, que irradiaba luz allá donde fuese, fue una niñita encantadora, todas las personas que la conocían se conmocionaron al saber de su muerte. Ella, la joven Christine, que lo dejó todo para encontrarse con aquel miembro de su familia cuyo mención enojaba y ensombrecía el caracter de su padre. Ella, la curiosa Christine, iluminada por un talento del que su padre nunca quisó hablarle pues temía su porvenir. Alejarse de Sairaag fue alejarse de la magía. Ella, la hermosa Christine, la que cautivó a uno de los más habilidosos hechiceros astrales. Fue, sin duda, toda una tragedia. No sólo dejaría a familiares y amigas acongojados, a su amado destrozado por la separación fisíca, también dejaría a un hijo, que sería ocultado como si fuese una criatura corrupta.
-Erik, no temó a mí destino, pero sí temó lo que le pasé a nuestro hijo. -Le sollozaba a su marido atada de pies y manos viviendo sus últimos momentos de vida junto a su marido en una sucia y grisacea mazmorra. Erik al oir aquellas palabras, haciendo un notable esfuerzo por no llorar, dado que estaba totalmente atado al igual que ella, aproximó su cara a la suya y le dijó:
-No temas, mi amada, estoy seguro de que su destino será mejor que el nuestro.
Y cerrando los ojos, una hermosa visión llegó a ella, su hijo siendo tomado por un hombre de rojos ropajes y curioso bastón. Christine fue bruscamente llevada hasta el centro de aquella ciudad. La leña ya había sido apilada de forma que con poco que alguien acercase una llama se formaría una gran hoguera. Colocandose con torpeza en la pila de leña, todavía atada echó una mirada a los ciudadanos que se acercaban para contemplar su tragico fin. Si esto ha de ser así, que así sea pensó Christine pues si su marido iba a morir condenado como brujo, ella, aún pudiendose salvar, no sería capaz de continuar sin él. Por no decir, que jamás le permitirían criar a su hijo. La magía formaba parte de ella, era parte de lo que era, era su don y si tener ese don le había llevado hasta allí, allí se quedaría al igual que su marido. Fue rapido, las llamas la envolvieron cúal barrera magica sin dejar apenas rastro del cadaver de Christine. La condena de Erik fue similar pero con una muerte más lenta, pues la cantidad de leña y maña no fueron la misma.
El niño, por fortuna apenas un bebe, tuvó la fortuna de crecer en un orfanato pero nunca llegó a ser del todo apreciado. Aunque el hombre que le sacó de ese ambiente no pudiese verle, tenía absoluta seguridad de que el pequeño era fisícamente similar a su padre y con respecto al caracter, algo que se iría mostrando a medida que fuese siendo instruido, deseaba que fuese tán encantador como si madre. Cuando ocurrió ese horrible acontecimiento, viajabas en mí busca, si hubiese sabido de tí, habría ido yo en tu busca, pequeña Christine pensó entristecido y culpable sentado en su sillón, siempre, curiosamente, colocado junto a la única ventana de esa sala.

viernes, 17 de diciembre de 2010

MICRO CUTS

Micro Cuts de Muse ^^

Una pieza musical que últimamente no para de escuchar. Se encuentra en el disco Origin of Symmetry. Disco con otras grandes canciones como Space Dementia o New born, que por cierto, es una de las que tengo puestas para ambientar el blog un poco y al parecer es la que más suena de todas XD. Conque espero que os guste Micro Cuts, que es del mismo grupo y disco ^^

Sin olvidar decir, que para mí, es muuuy inspiradora XD

jueves, 16 de diciembre de 2010

KUJA


PEAZO PINTURA DE KUJA, VILLANO INDISCUTIBLE DEL FINAL FANTASY IX ^^
No lo he hecho yo, ojalá, pero considero que merece estar en mi blog porque es una obra de arte como la copa de un pino ^^

miércoles, 15 de diciembre de 2010

PATIENT REZO


Mí dibujo más reciente de Rezo, el monje rojo. (El malo más malo de todos los malos que me gustan de Slayers x3) Espero que os guste porque me lo currao muchísimo ^^
Aaay la de tiempo que quería dibujarlo o al menos intentar dibujarlo así XD Hay gente que lo ha sacado alucinantemente, luego lo ireís descubriendo, a medida que ponga más fanfiction de Slayers ^^
Bueno voy a probar a dibujar algo más, ya luego lo pondré por aquí, si me sale XD

lunes, 13 de diciembre de 2010

FanFic Slayers LA GRAN PARTIDA


Maravilloso dibujo de AmberPalette, echadle un ojo a su galeria en DA:
Había llegado la hora de despedirse, ya que el joven heredero del Reino de Saillune, hacía poco que había cumplido la suficiente edad para comenzar con el entremaniento que su padre, rey del Reino de Saillune, tenía preparado para él.
Sus hermanas le contemplaban con admiración y envidia. Ellas fantaseaban a menudo con tener la oportunidad de aprender y llegar a dominar algún día la clase de magía que su hermano aprendería. A su joven edad no eran capaces de comprender que ese camino que iba a tomar su hermano, el principe Ren, no sería nada fácil. La princesa Leandra le seguía con la mirada mientras que su inquieta hermana menor, la princesa Zoe correteaba junto a él. Leandra la miraba con una expresión de desaprobación en los ojos, a pesar de la mirada tierna y risueña de su madre, La reina Amelia.
-No te pongas así, hija mía, Zoe no puede evitar ser tán impulsiva. -Le dijó dulcemente Amelia acercandosela cariñosamente con un brazo. Leandra sentía tantas ganas de correr y abrazar por última vez a su hermano mayor. Unas lagrimitas comenzaron a salir silenciosas de sus preciosos y a menudo serenos ojos castaños.
-A veces me gustaría ser como Zoe, hacer lo que me diese la gana sin recibir castigos. -Murmuró Leandra apretando los puños, esforzandose por mantener las debidas formas. La observaba sin decir palabra, sabía que a pesar de toda esa rudeza, su hija mediana, era todo un encanto, en el fondo tán sensible que era fácil de lastimar.
Ren se colocó con ayuda de su padre a su caballo. Un magnifico equino de blancas crines, tán blanco como el palacio de Saillune. Ren miró a Zoe. Zoe no paraba de llorar, lloraba tanto que comenzó a hipar. Ren sonrió con tristeza. ¿Cúando volvería a subirse a los arboles tratando de ser un justiciero con la pequeña e imaginativa Zoe?
-Vuelve con tú madre, Zoe, el momento de despedirse a finalizado. -Le pidió su padre,el rey Zelgadiss, montandose de un salto a su caballo. Un equino de fiera belleza. Zoe miró a su padre por última vez, fascinandose una vez más por las particular y elegante capa roja que llevaba unida mediante unas magnificas hombreras de un metal que en Saillune jamás se había visto con un gran broche cuya gema parecía no cesar de brillar nunca. Sin olvidar, su uniforme de hechicero de maximo nivel. Zoe se quedaba practicamente embobada cada vez que veía a su apuesto padre vestido así. Zelgadiss se vió obligado a llamar a su esposa para alejar a Zoe de allí pues Zelgadiss iba a usar un conjuro muy peligroso pero importante para protegerles, tanto a su reino como a su familia, durante su ausencia. Amelia con Zoe en brazos antes de entrar de nuevo a palacio, besó a su esposo en la boca por última vez y le deseó un feliz viaje:
-Qué Dios os proteja. No dejaré de rezar por vosotros hasta que volvaís.
Zelgadiss le sonrió y viendola alejarse, comenzó a formular el conjuro. Ren se quedó tán asombrado que no dijó palabra durante unos cuantos días. En el suelo apareció un gran dibujo, un simbolo cuya estrella era de seis puntas y en cada espacio había seis pequeños simbolos. Para Ren ver a su padre hacer magía era como ver caer un meteorito. Alucinante.
Un extraña visión llegó a la mente de Zelgadiss. Una chiquilla, una hermosa chiquilla, de edad similar a la de su hija Leandra, más o menos, con oscuros y largos cabellos que caían sobre sus hombros tranzados. Dedicaba una hermosa y dulce sonrisa. Cerrando sus bonitos ojos, colocando sus manos de modo que Zelgadiss reconoció de inmediato. Zelgadiss nunca logró a reconocerla, pero aquella chiquilla, se llamaba Elethea y si hubiese tenido la oportunidad, le habría demostrado lo grande que es El eterno poder que fluía en su sangre, como en la de Jura o en la suya propia. Zelgadiss parpadeando varias veces, ante la mirada preocupada de su hijo, con el conjuro ya en marcha, dió los primeros pasos seguido de inmediato por Ren.

domingo, 12 de diciembre de 2010

LA SAGRADA FAMILIA


Pues aquí teneis otra representación de La sagrada familia ^^
Perdonad si no se ve del todo bien XD Lo dibuje en un cuaderno distinto, más grande que los que suelo usar. Soporte visual para la segunda clase que voy a dar ^^
Espero que os guste ^^

sábado, 11 de diciembre de 2010

FanFic Slayers TELLING HIM OFF


-¡Dios mío! ¡Luke, sólo tenías que capturarlos! -Gritó ella, horrorizada a su compañero.
Él no la replicaba, escuchaba los gritos de su hermosa y a menudo regañona compañera, poniendo los ojos en blanco o rascandose una oreja introduciendo un dedo al interior. No se sentía culpable pues ese atajo de maleantes no habrían dudado en matar a su compañera si hubiese sido necesario y él no podía consentir algo así. Ella dejó de gritarle pues sus gritos no servían de nada, por mucho que le regañase o le aconsejase, su apasionado compañero terminaba olvidando sus palabras y se lanzaba a la batalla como un animal rabioso. Debía formar parte de su caracter pensaba ella, cada vez más preocupada por su compañero y como no, su futura suerte acompañandolo.
-Sé que no suelo actuar como te gustaría pero te juro que jamás te hare daño. ¿Qué clase de monstruo sería si matase a la criatura más bella y piadosa del mundo? -Dijó él como si hubiese sido capaz de leer los pensamientos que se amontonaban en la mente de ella. -Tú eres lo que más me importa en este mundo, no lo olvides.
-¿Cómo olvidarlo? No parar de decirmelo. -Replicó ella dejando a un lado su desconfianza. Con expresión molesta.
-¡Jajaja, así cuando mueras jamás te olvidarás del peligroso pero pesado Luke! -Bromeó él viendo la cara de fastidio que ponía ella.
Aquel muchacho tenía una manera muy particular de salir airoso en discusiones o sermones dados por su compañera, si hubiese sido otro, lo habría matado. Ella, puesto que le había visto en acción más de una vez, por un buen o un mal fin, era muy consciente de lo que Luke, su fascinante a la vez que aterrador compañero era capaz. Dejando los malos rollos junto a esa pandilla de bandidos, con las joyas aún en su cuello, Millina y Luke, se dirigían hacía el lugar en el que debían depositar las joyas. Luke se sintió muy triste, pensaba que era injusto que esas joyas acabaran en un cajón en vez de ser llevadas con gracia en el cuello de su compañera, Millina. Haciendo pulleros tuvo que despedirse de las joyas, al igual que Millina.
-¡Muchísimas gracias! -Exclamó el joyero real de aquel lugar.
Luke le dedicó una mirada fulminante. Millina simplemente le recordó que no habian sido pagados. Por lo que Luke y Millina salieron sin joyas pero con un buen botín.
-¡Vayamos a celebrarlo! -Le comentó Millina rebosante de felicidad. No había nada que le hiciese sentirse mejor que terminar un encargo bien. Luke la miró arqueando una de sus gruesas y oscuras cejas, replicante.
-¡Ni hablar! ¡Deberiamos guardarlo para nuestra boda!
-Luke, tú y yo no llegaremos tán lejos, conque vayamos al mejor restaurante y demosnos un festín. -Le soltó Millina entrecerrando los ojos amenazante. Luke se vió obligado, muy a disgusto, a gastar todo ese oro en una abundante comida.

viernes, 10 de diciembre de 2010

Eisoptrofobia


Lo que para María resultaba todo un juego para Charlotte resultaba todo un reto.
Charlotte, desde bien joven, cargaba con toda clase de traumas relacionados con la belleza. Tanta hermosura le resultaba terrorifica. Mirarse al espejo era como contemplar a su madre, la dama más hermosa de la ciudad y eso para ella era muy duro ya que la muerte de su madre fue, en cierto modo, como el anuncio de su propio futuro. Morir a manos del esposo designado por la familia, en caso de morir de tal forma, prefería morir al menos a manos de su amado. A lo mejor se sentía cansada de ser vista como la más hermosa de las mujeres de la ciudad. Para M no era más que otra pontencial victima, guapa o fea, eso que más daba, a él le gustaban con caracter y ella, ella tenía demasiada personalidad. Cuando comenzaron a hablar sobre miedos irracionales, ella le confesó lo del asesinato de su madre y lo pesados que eran algunos hombres con ella, por ser la joven más hermosa dentro del circulo social más alto. A M aquello no le interesó mucho pero la escuchó hasta llegar a un punto interesante.
-Seguramente pensarás que estoy loca pero yo no suelo mirarme al espejo desde hace mucho tiempo.
-¿Tú también tienes miedo al mundo que hay detrás del espejo o simplemente a tí misma?
Charlotte no llegó a comprender el significado oculto de su pregunta por lo que creyendo que M le estaba tomando el pelo, le abofeteó y se marchó. Espejo, espejito, ¿por qué ejerces tal efecto sobre la gente? Esas palabras canturreadas sí eran a modo de provocación. M no temía verse tál cúal era en el espejo, atravesar el otro lado y enfrentarse a la difusa realidad que ofrece un espejo. A lo largo del tiempo, M obligó a Charlotte a afrontar ese miedo tán particular.
-Esa chica, Charlotte, me recuerda a Blancanieves. Tán bonita, con la piel tán clara como la nieve y los cabellos tán oscuros como la noche... Si no te la follas tú, lo hago yo. -Bromeaba D al verla cruzar cerca de donde ellos solían pasar las horas muertas. M no despegaba sus ojos de ella, estaba claro que le gustaba, más de lo que se podría considerar amor aunque M lo considerará capricho. Era como mirarse al espejo, un pretexto para continuar manteniendo una vida sana o una buena vida. R desaprobó los metodos de M pero le felicitó cuando vió a Charlotte coquetear junto a un espejo. La belleza es efímera, disfrutala mientras puedas y compartela con otros.

jueves, 9 de diciembre de 2010

LINE ART


Lina Inverse, prota de Slayers, y Orphen, prota de Orphen X3
Espero que os gusten, me los he currao muchísimo, por ahora, Line Art, o sea, los dejaré tal cúal.
Mis dos hechiceros favoritos ^^

martes, 7 de diciembre de 2010

EL ARTE DE NO MIRAR HACIA ATRÁS


-No hables de cosas de las que no tienes ni puta idea. -Soltó D antes de marcharse al último idiota que le comentó lo bonitas que eran las fotografias que se estaban exponiendo aquel día, obra de su hermano.
Cuando D se sentía incomodo, bebía pero bebía aún más, hasta caer, cuando se enteraba de que su hermano volvía a la ciudad o ante cualquier evento relacionado con él. Su hermano era un fotografo de gran talento mientras que él se las tenía que ver como abogado, cosa que le disgustaba. Eso sólo era parte del problema, porque había más. Yo sabía, logré sonsacarle, la otra parte, la parte más dolorosa. Fue tán fácil y placentero verle derrumbarse ante la prueba de ello pues era obvio que le avergonzaba. ¡Sólo son fotografias! Le retaba a mirarlas, a echar la vista a atrás y a admitirlo. Por eso, cuando durante aquella exposición llegó borracho, más borracho de lo normal y se pusó a intentar romper las fotografias, estando enmarcadas, o a gritar e incluso a golpear a aquellos, idiotas, que se le acercaban maravillados ante las fotografias de su hermano, sabía que era cuestión de segundos que su rabia se disparase. Se marchó, porque yo se lo recomendé, el númerito estaba durando mucho. A fuera, en plena calle, acabó tropezando, quedandose, pranticamente, quieto. Con las apretando los puños y con la mandibula fuertemente cerrada. Incluso insconciente, seguía rabioso. Me ví obligado a llevarmelo de allí cargandomelo a la espalda. Hay gente que nunca llegará a superar ciertas cosas. Me recordó la última vez que me encontré con Crow, él tampoco parecía muy dispuesto a recordar viejos tiempos. ¿Soy el único sin miedo ni verguenza en admitir que sufrí abusos sexuales? Me lo llevé al lugar más seguro que se me ocurrió, llevarló a casa, le habría puesto peor, por no mencionar, el cabreo que se llevaría su padre al verlo así. En el pequeño hogar de Jo, la prostituta lider de aquella zona, toda una meretriz, tratamos de hacerle volver al mundo de los conscientes.
-¿Y todo esto por unas fotografias? -Me preguntó Jo consternada a la vez que enfadada.
-Si tu supieras... -Le contesté.
-Claro que lo sé y aún sigo consternada. ¿Acaso Blackfield nunca te habló de su gran amigo? -Exclamó Jo aún más consternada.
Pues, haciendo memoria, no. Encontré algunas fotografias, las fotografias que le mostre a D, junto a muchas amarillentas cartas. El mundo es un pañuelo. Blackfield encaminaba sus pasos para ser un buen profesor, lo de escritor vendría despúes mientras que el hermano de D, quería ser un gran fotografo. Sus caminos e intereses debieron de juntarse en Londres. Claro que el hermano de D pronto abandonaría Londres, marchando a Paris, ciudad del arte, lo cúal nunca significó que su amistad se rompiese. Se mandaron miles de cartas. Trás varios intentos, D volvió a la consciencia. Se sentía un poco mareado y tenía un resacón del copón. Sin sonreir pues nuestra conversación no le hacía ni puta gracia, se atrevió a participar.
-A todo el mundo le gustan sus fotografias, eso es porque aún no han descubierto las mejores. -Nos comunicó llenando un vaso de buen Whisky. -Me alegro de que este lejos, muy lejos de aquí aunque sigo pensando que deberían haberle matado al igual que hicieron con Blackfield.
-A Blackfield le mató la pena. -Le recordé. -La última vez que le ví, estaba tán demacrado y se mostraba tán ausente.
No quisé decirle que en el fondo, sentí mucha pena por él. A diferencia de William o del Lobo feroz, Blackfield fue un buen tipo, al menos, no nos daba las palizas que William nos daba.
-¿Alguna vez te hizo daño? -Le pregunté con sonrisa traviesa. D se sonrojó, quizás por la cantidad de Whisky que llevaba encima pero dijó:
-Que yo recuerde, no.
-Sólo te fotografiaba, qué chollo. -Exclamé. Jo nos miraba sosteniendo su vaso, medio vacío, sin decir palabra. Parecía tán interesada como yo, en saber, qué clase de monstruo era su hermano.
-Me fotografiaba y a veces me tocaba. -Finalizó D dando el último trago a su vaso. Levantadose de la mesa, se dirigió al dormitorio de Jo, a dormir la mona.
-Entre tú y yo. A esté le hicieron algo más. -Dedujó Jo señalando la zona por la que D se había marchado. -Te lo dice una experta.
-Ya lo sé, es lo que trato que admita pero no quiere contar más.
R me echó una bronca enorme, ¿Whisky? Apenas estaba entre nosotros y cuando vuelve le dais Whisky? Pero me entró por un oido y me salió por el otro. Fue D quien cogió la botella, se sirvió un vaso y se sentó a dar palos de ciegos sobre un hecho prolongado que le angustiaba.
-M, eres un cabrón.
-Lo sé, he tenido buenos maestros.
Todos hemos sido jodidos de alguna u otra manera, por eso somos un peligro. Crecer en el Infierno es así me dieron ganas de gritarle pero como sabía que el tampoco había tenido una infancia muy normal y porque R puede tener una mala leche peligrosa, no dije más. Me marché, caminando hacía el Midnight Cabaret mientras R se dirigía a curar más locos.

lunes, 6 de diciembre de 2010

SAD JURA


Un dibujo, más o menos, currado que he hecho hoy. Espero que os guste ^^
Por cierto, me estan viniendo ganas de pintar, hace taaanto que no pinto XD

domingo, 5 de diciembre de 2010

TALLER MAGICO

Pues tras tanto tiempo sin escribir nada en el apartado Tema religioso pues hoy, aprovechando que es domingo, voy a escribir algo en ese plan...
Me gusta ser catequista aunque no lo sea tal y como yo pensaba que llegaría a serlo, es decir, en mi parroquia, con niños, aún así estoy muy contenta y es algo que en vez de resultarme un rollo, me anima. Damos una catequesis muuuy especial, ya que la gente a la que va dirigida es muuuy especial. Llena de juegos, de canciones e incluso de representaciones, lo cúal me hace recordar que la catequesis que yo recibí, siendo bastante niña, nunca llegó a ser tán dinámica ni divertida. Eso no quiere decir que fuese mala pero resultaba más seria, más formal, lo único que me molaba era ver videos y los ejercicios que trataban de dibujar lo que la catequista nos había explicado ese día. Por lo que aquello de que vaya catequesis, ahí sólo se baila, se canta y se juega, no me agrada, considerando que no sólo se trata de hablarles de Dios y Jesucristo, también de entretenerles y pasarlo bien. Además, todos son tán majos y ver mis dibujos formando parte de algo, en un libro, es... ¡Dios, me hace sentir tán realizada! Qué la gente te escuche, hacer y pensar en cosas para tu presentación del tema, estar con ellos, en serio, no sé que sintió ella el día que fue pero a mí cada Domingo me gusta más y más. Fue algo que me propusieron, al igual que a ella, sin sueldo ni obligación, a lo que acepté entusiasmada y aunque no es una catequesis muy formal, me alegra mucho formar parte de esa gran experiencia. Incluso el cura nos bendijo.


viernes, 3 de diciembre de 2010

FanFic Slayers LA VIDA DA VUELTAS


Sinceramente, creo que su optimismo y su dinamismo me superaban. Ella, apenas había cambiado. Estoy seguro que al enterarse de mis planes, es decir, de seguir mi propio camino y alcanzar metas más elevadas, como continuar enriqueciendome en conocimientos tanto magicos como cientificos, ella, fantaseando con la idea de volver a encontrarnos, volvería a la academia de sacerdotisas pues gracias al Gran Lou Groun, las muchachas con actitudes magicas y alma pura podían mostrar y ofrecer su talento como sacerdotisas. Amelia debió de verlo como el camino perfecto para llegar hasta mí. Los años en Torre Opalo no fueron muy dificiles, he de admitir que Rezo me preparó a conciencia. Con asombrosa facilidad logré pasar las pruebas formativas, por lo que me invitaron a pasar de estudiante a profesor. Un gran comienzo pero preferí seguir avanzando, deseaba tener contacto y nuevos conocimientos en otras torres. Sí, en la torre correspondiente a la Magía Astral pasé laaargo tiempo pues esa clase de magía siempre ha sido mí favorita, logré dominar y crear por mí mismo, grandes Ra-Tilts. El gran maestro de aquella torre se sentía tan orgulloso de mí. Deseaba aprender Magía Blanca pues con el tiempo me dí cuenta de que era un tipo de magía muy importante, útil y valiosa. Valiosa dada la particularidad de que no todos los hechiceros poseían el privilegio de usarla, pues era enseñada a las sacerdotisas y a las hechiceras. Fue un duro golpe descubrirlo por mí mismo. Más, no desesperé, fijé los siguientes pasos hacía Teforasia. Allí encontré a un viejo amigo, el rey Posel Korba Teforasia, Pokota. Parecía haber crecido, lo cúal me alegro. No resultaba tán extraño mantener conversaciones propias de dos viejos, como diría la deslenguada Lina Inverse. Ozel nos contemplaba sin decir palabra, su sonrisa era tán hermosa, como si en verdad fuese capaz de sentir emociones. Junto a nosotros, caminaba una hermosa muchacha, me miraba como si ya me hubiese visto antes, quizás debido a que iba totalmente tapado con una sublime gruesa tela roja a modo de capa.
-Me gustaría saber, señor Quimera, dónde encontró esa tela. ¿Podría decirmelo? -Me preguntó con una educación maravillosa para ser una joven aldeana. Sorprendido, sin caer en que esa misma tela solía llevarla Rezo a menudo durante sus viajes por tierras lejanas, le contesté:
-La encontré y gracias a una amiga decidí comenzar a usar este color.
-Oh, aquel hombre, el hombre que salvó El reino de Teforasia llevaba una igual. -Me comentó la muchacha llevandose una mano a la cara, entristecida. Pokota recordando que yo sabía quien fue, me interrogó de inmediato:
-Pero, si no recuerdo mal, tú sabías quien fue, nunca logré sacartelo...
-Aquel hombre ataviado con esta tela tán roja fue Rezo, El grande. -Finalmente logré confesarle.
Pasé un tiempo en Teforasia, lo suficiente para aprender a dominar todo tipo de criaturas y reflexionando sobre mi vida hasta el momento. Conocer a Lina, Amelia, Gaurry y Naga, al principio me resultó una perdida de tiempo pero poco a poco me fue gustando. Llegando al punto, más triste de esa laaarga busqueda del Eterno Poder, recordé lo que Lina me soltó una vez. ¿Acaso tú nunca has querido tanto a alguien que hasta serías capaz de dar tu vida por esa persona? Lina estaba llena de voluntad al igual que Rezo me comentó ese monstruo de Mortifer. ¿En qué momento mi voluntad y mi aprecio se volvieron odio y obsesión? Con la cabeza llena de preguntas y mil pensamientos desencadenados a partir de esa serie de preguntas, me lancé al lugar más peligroso de todo el mundo, el territorio de los Dragones negros, para tener unas palabras con Mortifer. Fue aprendiendo Magía Prohibida, que descubrí que no sólo, si me lo proponía y me concentraba, podría dominar la Magía Blanca, también podría con la Magía Sagrada. Trás esa laaaaaaarga e intensísima busqueda, acabé mi travesía en El reino de Saillune. Amelia ya no era tán asustadiza como antes, cosa que me alegro, había crecido y se había graduado como sacerdotisa. Creedme, verla vestida con una vestimenta similar a la de Eris, al principio me dieron unas ganas de matarla que no veaís pero conteniendo ese impulso, me acerque a ella para felicitarla.
-Felicidades Amelia, veo que trás tantos años, la fortuna está a tu lado.
-¡Oh, señor Zelgadiss, pensé que jamás volveríamos a vernos! -Exclamó ella echandose a mis brazos. Aún estaba locamente enamorada de mí.
-Princesa y sacerdotisa. Todavía no me lo creo. -Dijó un poco más calmada a medida que saliamos del expectacular templo de Saillune. _ ¿Y a tí qué tal te han ido las cosas?
Con los años parecía haberme ido cogiendo más confianza. Demasiada. Me pasé un buen rato relatandole mi laaarga travesía, los meritos que había cosechado y el encuentro con Pokota. Ella me comentó que El reino de Teforasia se había convertido en un aliado del reino de Saillune.
-¿Sabes algo de Gaurry? -Me preguntó de repente.
-La última vez que lo ví le suplicaba a Mortifer que Lina volviese a la normalidad. -Le comuniqué. Amelia se preocupó:
-¿De verdad? ¿Y Mortifer le hizó caso o lo mató?
-Aunque la ofrenda de Gaurry le entusiasmó, nada más ni nada menos que La espada de Luz, se negó a revivir a Lina. Por lo que Gaurry seguirá junto a Lina buscando un modo de que regrese a la normalidad.
Tanto Amelia como yo nos quedamos callados. Lina lo dió todo por salvarnos, incluso su vida y alma. Lo único que logré rescatar fue su cuerpo, por lo que Lina está practicamente como una muñeca. Me sentí tan culpable que le prometí a Gaurry encontrar una solución. Ahí teneís otro motivo por el que estoy esforzandome tanto en aprender toda clase de magía. No recuerdo bien como logré volver a ser humano pero finalmente lo conseguí. Recuerdo que tuve que discutir con mucha gente importante pues necesitaba un buen laboratorio y partes de la Biblia Claire. Ahora convivo con Amelia, que vendría a ser mi ayudante. Acepté pues la pobre se había esforzado tanto que me dió pena verla como la única de su formación sin trabajo. Creo que con el tiempo puede que incluso comience a sentir algo más que compañerismo por ella, no sé, eso dependerá de ella y su actitud.

miércoles, 1 de diciembre de 2010

FanFic Slayers PENSAR DEMASIADO ES PELIGROSO

-He estado pensando...
-¿Tú? -Exclamó ella sorprendida con tono burlón.
-Sí, yo... He estado pensando en que siempre acabas jugandote la vida por nosotros...
-No es para tanto, somos amigos, más que amigos. -Volvió a interrumpirle ella.
-Ya... Pero, ¿no crees que deberías frenar un poco? -Consiguió concluir él.
Ella le miró aún más sorprendida, no lograba enterder a qué se refería con eso de frenar, por lo que le preguntó:
-Gaurry, ¿de qué vas? Sabes perfectamente que esta preciosa y poderosa hechicera siempre acaba venciendo al mal.
-Yaa... Pero no estaría mal tener una vida más tranquila, con niños y...
-¡¿QUÉ?! ¿¡CON NIÑOS!? Ni hablar. -Gritó ella sorprendida, molesta y enfadadísima ante esa idea, viendose como una madre cualquiera en una humilde casita cualquiera, junto a ese bobo. Obviamente, Lina prefería no frenar, prefería seguir con su alocado y peligroso ritmo de vida por lo que dandole un buen capón en la cabeza, Lina se levantó de la hierba echando humo por las orejas. Sus otros amigos, al verla acercarse tán cabreada, le preguntaron:
-¿Hay algún problema, señorita Lina?
-¿Ya has vuelto a discutir con Gaurry? ¿Cuántas veces llevamos hoy?

martes, 30 de noviembre de 2010

SHE IS LIKE FIRE


Uno de mis dibujos más recientes y sexies XD
En mi historia Fanfiction de Slayers, cada vez más y más larga, estos dos vendrían a ser personajes de gran relevancia en lo que sería la parte dos. Son seís o siete partes, creo, en total. La protagonista, la pobre, no tiene nada que hacer frente a ella, La Bruja de Fuego, por lo que se sentira bastante frustrada cada vez que piense en ella sin embargo, la protagonista tiene mucho a su favor, lo cúal hará que salga victoriosa e incluso que consiga una valiosa pertenencia de aquel extraño hombre que según le cuentan tanto amó a La Bruja de Fuego...
Creo que ya escribí por aquí su historia a modo de leyenda, quizás no, no estoy del todo segura, como tantas veces voy justa de tiempo XD A él se le conocía como Ezequiel y a ella le dieron el nombre de La Bruja de Fuego, por su actitud y sus largos y rijizos cabellos.

domingo, 28 de noviembre de 2010

SORRY XD


Ainss ya tengo escrito el capítulo de AiN pero me he quedado un poco descontenta... No me ha dao tiempo a poner nada subidito de todo XD Es lo que tiene escribir con el tiempo tán limitado. A menudo me pasa y me joroba mucho pero con AiN me ha dolió el doble. Bueno espero que el proximo o proxima que se anime a escribir el proximo capítulo, parta a partir de una escena en la que pretendía ser muy sadica y sexual... Por cierto, no tenía muy claro como llamar a las Reinas, resulta que son dos XD, en la historia de Alicia en El Pais de las Maravillas, se le llama Reina de Corazones, es en Alicia a traves del espejo que se le llama Reina Roja conque espero que ese detalle no os disguste ^^' Pero mejor leed mi pequeña contribución y ser piadosos conmigo, me esfuerzo mucho tanto al escribir como al dibujar.
Pero, oid, aún teneis Welcome To Hell XDD
Con respecto a esta señorita tán sexy, no la he dibujado yo pero me mola y he pensado que merecía estar por aquí, en mi blog.

sábado, 27 de noviembre de 2010

ALICE IN NIGHTMARE LAND Según MARY


CAPÍTULO 7: La Duquesa y su afición a la pimienta.
Alice cada vez que se topaba con un nuevo individuo, habitante atrapado o no dentro del particular mundo del espejo se sentía más y más confusa. ¿A qué se referían entre carcajadas El gato de Cheshire y el tipo conocido como Jocker? Había oido muchas estupideces dentro del manicomio, había una compañera de cuarto que se creía gato pero eso, eso de que ella era una llave muy importante... Aquella gente estaba loca loca, más loca de lo que Alice pensaba. Dejando a un lado, para no perder su estabilidad mental, esa descabellada cuestión, Alice trató de pensar en algo más útil en aquellos momentos, como volver al mundo real, al otro lado del espejo, una serie de pensamientos revueltos e incontrolables le condujeron a uno que le costaría la vida.
-¿Dónde está Byron?
-¿De qué estás hablando? -Quisó saber Max un poco atolondrado.
-Mi amigo, mi amigo Byron, no está con nosotros. -Le contestó Alice preocupandose pues a pesar de su traición aún le apreciaba. Era uno de los pocos chicos que no la consideraban loca, que en sus peores momentos estuvo allí para apoyarla.
-Alice, no has pensado en la posibilidad de que Byron al igual que Klaus ya no sea de los nuestros-Max trataba de advertirla pues sentía que debía hacerlo. Apenas la conocía y ya sentía por ella un cumulo de emociones inexplicables hacía ella.
Alice se enfadó ante la mera insinuación de que Byron se convertiese en otro titere. Para Alice era más fácil creer que Byron había sido manipulado, por lo que debía rescatarlo de inmediato.
-¡Te equivocas, Byron jamás haría eso! Lo del juicio no ha sido más que una treta, el estaba actuando inducido por algo... -Gritó Alice dejandole bien claro a Max su desesperada deducción.
-¡No hace falta que me grites! ¡Yo sólo trato de ayudarte! -Exclamó Max alzando la voz.
-¡¿Entonces por qué no me ayudas a buscar a Byron en vez de insinuar cosas tán horribles, tío listo?! -Le soltó Alice desarmandole. Max no dijó nada se quedó callado un buen rato, como si temiese que Alice se le echase encima. Alice echó a andar, a cada paso iba más deprisa, dejando a Max a lo lejos. Quizás trás tantos años tratando de sobrevivir en aquel mundo disfuncional, Max Hatter se había vuelto un tipo un tanto particular también, incapaz de confiar en nadie. Para cuando Alice dejó de caminar, Max estaba muy lejos. Alice ante ese hecho, comenzó a preocuparse, más no podía permitirse quedarse ahí parada lloriqueando como una cría. Lo único que podía hacer era seguir adelante, con o sin Max. Al fin y al cabo, se suponía que ella era importante y cuando uno es importante, no acaban contigo tán rapido. En eso iba pensando Alice, Alice no paraba de pensar, su mente siempre estaba llena de ideas y mil pensamientos hasta que chocó con otro particular habitante de aquel lugar. Alice, dolorida por la caida, alzó la vista y lo que vió fue a una mujer joven ataviada como una rica burguesa, similar a las damas ricas y encantadoras que salían en los libros de historia en el tema relacionado al siglo XVIII. Colores claros, refinado peinado e incluso guantes y un sombrerito a juego. Alice estaba estupefacta, de entre todos los otros tipos que se había ido encontrado, excepto aquella dama china y Max, esta dama parecía la mar de equilibrada. Con una gran sonrisa la señorita se disculpó:
-Oh querida mía, cuanto lo lamento, ¿estás bien?
-Sí, más o menos. -Respondió Alice levantandose poco a poco.
-¡Gracias a Dios! Si te pasase algo malo fuera del castillo, Las Reinas de Corazones me cortarían la cabeza sin dudarlo. -Le comentó la dama preocupada.
-Wuauu... Puedo hacerte una pregunta, ¿sabes como llegar hasta allí? -Preguntó Alice sorprendida. La respuesta de aquella mujer le dejó aún más sorprendida.
-Por supuesto, una mujer de mi posición ha de saber esas cosas, si no, no sería La Duquesa de este lugar.
¿Duquesa? ¡Quién lo iría a decir!
-¿Podrías guiarme hasta allí? -Le pidió Alice haciendo un gran esfuerzo por mostrarse educada, ya que había chocado con una duquesa. -He de encontrar a un amigo, lo antes posible.
La sola mención de acercarse al castillo de Las Reinas de Corazones espantó a La Duquesa, la cúal echó a correr exclamando:
-Lo lamento pero tengo mucho que hacer.
Alice se quedó con la boca abierta, resulta que aquella mujer conoce a Las Reinas y seguramente a mucha gente importante más pero la mera mención de ir hasta allí le asusta. Alice golpeó el extraño suelo con un pie, dijó una seríe de improperios y se dispusó a seguirla. No sólo para convencerla y poder rescatar a Byron, también porque Alice se sentía más perdida que de costumbre, encontrar personas como Max o como ella era difícil, era muy difícil en aquel lugar, alguien con quien hablar sin quedarse flipada. La Duquesa entró en una extravagante tienda y al salir, entre sus manos sostenía lo que Alice dedujó era pimienta pero no fue eso lo que captó la atención de Alice, lo que realmente le hizó sentir curiosidad, esa clase de curiosidad de la que eres incapaz de librarte, fue que la pimienta no se hayaba en un pequeño frasco, ¡estaba dentro de una bolsita! ¡Ni que fuese droga! Sin ser del todo consciente de ello, Alice había acertado pues en aquel mundo, las especias más simples tenían los efectos que suelen tener las sustancias adictivas como la marihuana o el LSD. Alice pronto lo comprobaría por ella misma. Al llegar a la gran casa de La Duquesa, lo que Alice vió le recordó bastante a las orgías que aparecían en las películas tán inapropiadas que Klaus se descargaba por internet, eso sí, Alice admitió que esa tenía más elegancia, una elegancia mezclada con toda clase de perversiones. Alice no pudo evitar gritar:
.¡¿Qué coño está pasando aquí?!
Nadie se molestó en responderla, ni siquiera percataron su presencia. Eso enfureció a Alice. Alice siguió avanzando gritandoles lo cochinos que eran y que eso no era propio de gente civilizada. Fuese a donde fuese Alice, en todas las habitaciones estaban dale que dale, satisfaciendo sus deseos más sucios. Por fortuna para Alice, la cocina era el único lugar donde se podía estar sin contemplar semejante expectaculo. Fue allí donde Alice descubrió que las especias no eran simples especias. Una mujer con aspecto indeseable, vestida con un traje muy sucio con un delantal amarillento con el único bolsillo roto, le ordena sostener a un bebe porque estaba terriblemente ocupada preparando comida en abundancia para su señora y sus invitados. Alice obedeció dada la crispación de la grotesca mujer. ¡Lo ultimo que quería era tener problemas con esa tipa! El bebe gimoteaba con fuerza, como deseando ser estrechado por los brazos de su madre en vez de los de Alice, Alice, con el bebe a cuestas, corrió hacía la puerta, deseaba salir de ahí lo antes posible, todo aquello la superaba pero con un gesto tán violento como rapido la sirvienta le detuvó el paso.
-¡Ni se te ocurra! ¡Te quedarás y me ayudarás! -Le gritó tán alto que Alice temió quedarse sorda. Alice, harta de tanto llanto, viendo que el gran pullero estaba desprotegido, para acallar al bebe, cogiendo la cuchara sopera, le hizo probar un poco. ¡La sirvienta se llevó las manos a la boca, parecía aterrada! El bebe dejó de llorar, lo cúal alegro a Alice, aunque al poco tiempo, el bebe experimento un cambio brutal, Alice asustada ante ese gran cambio que estaba sufriendo el bebe, lo dejó caer y se lanzó como loca fuera de la cocina. Las cosas se pusieron aún peor, Klaus y una serie de hombres uniformados estaban dentro de la casa de La Duquesa. ¡Alice no tenía escapatoria! Un tiparraco enorme y practicamente desnudo babeante la agarraró, Alice le golpeó pero no tenía lugar al que ir, la casa estaba rodeada. Alice, mandandolo todo a la mismísima mierda, entró en la cocina y echandose a la boca un poco de pimienta, cuyo sabor no agradó para nada a Alice, se desnudó y se lanzó a los brazos del primer tipo, más o menos decente, que vió. Klaus se lo impidió pues chascando un dedo, todos los hombres se convertieron en cerdos.
-¿Qué vas a hacer ahora hermanita? Rindete y quizás Las Reinas de Corazones sean piedosas contigo. -Le ordenó Klaus con una sonrisa victoriosa.
-¡Jamás! -Replicó Alice.
-Ya veo, bueno, entonces Byron sufrirá las consecuencias. -Le comunicó Klaus. Alice, agitada, mareada, irracional pero dispuesta a todo por su amigo Byron. Uno de los pocos que tenía, al escuchar esas palabras, especialmente el nombre de Byron, caminó hacía Klaus torpemente, rindiendose.
-¡Alice, no lo hagas! -Le suplicaba a voz en grito una voz, una voz que para Alice era muy lejana.
Cuando Alice finalmente se recuperó de los efectos producidos por aquella pimienta, se encontrantaba totalmente desnuda y atada justo ante Las Reinas de Corazones. La marca en forma de corazón que una de esas dos arpías le hizó brillaba con fuerza como indicando que era suya con mayor insistencia. BlackRabbit se hayaba sentado en el suelo en medio de ambos tronos. Si os dijera que Alice no estaba asustada, mentiría. Alice estaba a su merced y temía lo que esas dos pudiesen hacerle. Una de ellas, con un gesto elegante hizó llamar a Klaus, Klaus apareció de inmediato con Byron. Byron al igual que Alice estaba desnudo y atado por gruesas cadenas de hierro de color rojo. BlackRabbit les dedicaba una retorcida sonrisa, mientras se frotaba las manos. Alice intentó mirar hacía Byron, el arrepentido Byron, el engañado Byron, pero una de las multiples cadenas se lo impedian. Jamás en su vida se había sentido más asustada, apenas podía moverse y estaba desnuda. La mirada de una de Las Reinas de Corazones le confirmó sus temores. Si iba a ser su esclava sexual, antes tendrían que comprobar, para estar realmente seguras de su integridad, si Alice era tán inocente como decía serlo en el primer juicio en el que fue, contra su voluntad, juzgada por esa pandilla de dementes salidos. Alice a pesar del temor y su demasiado rubio cabello, lucía un cuerpo apetitoso, piel clara, senos redondos y serenos. Sin olvidar su vulva, que sería tán rosada como palpitante.

martes, 23 de noviembre de 2010

FAN ART + INFO


Este es Gaurry, protagonista y amigo guardían compañero de Lina Inverse, de Slayers ^^
Espero que os guste, me lo he currado muchísimo, mucho, mucho ^^
Pues, si nada lo impide, ya que Sir Blackrabbit me lo permite, escribiré el capítulo 7 de Alice in The Nightmare Land. Sólo quería informaros de ello, quizás este jueves o en cuanto pueda agarrar el ordenador otra vez. Van a operar a mí hermanico y claro, vamos toda la family a acompañarlo pero tranquilos que sólo será durante un día, vamos, que no será cosa de mucho tiempo. Un día que me lo tiraré leyendo... Es lo comento también porque será mi proximo Relatos cortos pero que como iré indicando junto al relato, es mí contribución a esa peazo versión de Alicia en El País de las Maravillas.
Pues eso, ya os contaré algo más si pasa algo interesante pronto por my life XD

sábado, 20 de noviembre de 2010

FAN ART + LaLiLa


Sesshomaru, hermano y enemigo de Inuyasha ^^
Otro villano que me encanta, lo considero un villano guapo y con estilo X3
Estoy más que deseosa de entregarle a mi amiga, una de las artistas, Tamy el cuaderno que le he llenado de dibujos y de paso ver su reacción. Espero que en general, todos los dibus le gusten, me los he currado mucho. Ay, si me lo permite, ver los que me está haciendo aunque por ahora sólo sean cuatro, en serio, estoy con la yel reventá XD Esta tarde, viendo al Harry Potter, a ver si volvemos a quedar pa eso jiji...
Hablando de otras cosas, estoy montando a caballo y no me da para nada de miedo, es alucinante. El caballo al que voy a montar es tán hermoso, blanco, grande y tranquilo. Al principio me dió un respeto pero yo creo que poco a poco me iré desembolviendo mejor ^^ Por allí, la gente es muy maja, va a ser una gran experiencia...
Puff, noticias regulares por parte de otra amiga. Yo, rezo, rezo mucho por ella, pero al parecer si no tiene una cosa, le sale otra. Yo le aconsejo que una vez tomada una decisión, no se eche para atrás, que hasta que no llegue el fatidico momento, viva el día a día. Es lo que procuro hacer yo, estamos para la basura me soltó un día mi amiga la pintora, pues mucha razón tenía aunque yo preferí y prefiero verlo como que estamos para el reciclado. Vamos, no valemos gran cosa pero con el tiempo mejoraremos. De eso va reciclar ¿o no? Hacer de una cosa inútil algo util... Na, ella y su pesimismo. Entre vosotros y yo, cuando pienso en eso, en que ella no parece salir de ese estado, me da pena porque, vale, hay cosas malas, acontecimientos dolorosos, pero también hay muchas cosas buenas, gente maravillosa y momentos que te hacen sentir muy bien como los que brindamos a la gente a la que damos catequesis ^^ Que no te apetecía asistir pero dijiste que si para complacer a esa persona, la persona que te lo propuso, chavala, educadamente haber sido sincera y no haberte metido en el compromiso. Porque es un compromiso, uno, para mi bonito y más divertido e imaginativo que la catequesis que generalmente se da XD
Díos mio, perdonadme, me pongo a pensar en cosas y más cosas con respecto a ella, que eso no quita que sea maja o buena amiga, y no paro... Perdonadme, pues eso comparto hoy con vosotros ^^

viernes, 19 de noviembre de 2010

LOS OJOS DE JULIA


SINOPSIS:
Julia (Belén Rueda) regresa a Bellevue con su marido para visitar a su hermana Sarah, casi ciega por una enfermedad degenerativa de la intentó operarse sin éxito. Al llegar descubren que Sarah se ha suicidado y ninguno de los misteriosos vecinos se extraña por ello. Julia no sólo debe afrontar la pérdida de su hermana, sino también la pérdida de toda esperanza para detener su inminente ceguera, pues ella sufre la misma enfermedad y parece compartir su mismo destino.
OPINIÓN PERSONAL:
Pa ser española está genial, vamos hasta acabó gustandole a mi exigente y poco amante del cine español. Por no decir que la historia, en principio simple, va tomando un tono angustioso muy logrado y el modo de mostrar algunos acontecimientos, en mi opinión, la hacen muy interesante. Sin olvidar mencionar, que los que apenas ven, vemos poco o no ven absolutamente nada, tienen una concepción del mundo a veces muy distinta y eso en esta historia es un punto clave. En pocas palabras, probad a verla, que es de las que te ponen muy intrigado hasta que no termina.
MUY RECOMENDABLE

miércoles, 17 de noviembre de 2010

WeLcOme To HeLL: ¿Realidad o fantasia?


Mientras el bueno de Jimmy se veía metido en un juego tán divertido como cruel del que tenía miedo de salir, yo y mi ingenuo W saliamos de marcha. Aquí en El infierno, hay mucho cachondeo, bueno, siendo sincero, por ahora, algún día nos lo arrebataran todo y con ello, las ganas de juerga. Ibamos a pasar un ratito agradable y civilizado con el viejo y cada vez más cascarrabias Lautremount. Al llegar nos lo encontramos pintando, cosa que no hacía hasta... Muchísimo tiempo.
-¿Podemos saber a qué se debe ese impulso artistico? -Le pregunté burlón.
Digamos que debía de estar o bien muy concentrado o bien enfadado pues no me dijó ni hola. W se acercó y se sentó a observarle pintar. Se pasó ahí sentadito y callado como un niño todo el tiempo que Lautremount pintó el cuadro. Cuando lo finalizó y W fue el segundo en verlo, exclamó:
-¡M tienes que venir a ver esto!
Puesto que en ese instante estaba arriba, en la parte de la casa que me venía a ser mi hogar, tuve que bajar de inmediato pues W no paraba de gritar y dar brincos. Todavía bastante infantil.
-¿Tanto barullo por eso? -Le reprendí.
El señor J tenía a la inquieta Harley, yo tenía al inquieto W. Otro motivo por el que nos llevabamos, más o menos, bien. Lautremount se me acercó y posando una de sus manos, sucia debido al hecho de estar pintando, me murmuró con una sonrisa enigmatica:
-Despúes de diez años de cabreo con Jack N por culpa de Blackfield, he acabado cediendo.
-¿A qué? -Pregunté, sinceramente, intrigado.
-A ilustrar el último libro que escribió.
Dicho eso se alejó. Ahí nos quedamos W y yo mirando el cuadro fijamente. W fascinado y yo pensativo. Odio quedarme asi, en el Psiquiatrico era lo único que podía hacer pero ya no estaba atado en el jodido Psiquiatrico. La verdad, de todo corazón, Lautremount era uno de los artista más talentosos de la ciudad pero su temperamento y su afición al ajedrez no le ayudaban a ser muy famoso que digamos. El cuadro estaba dividido en dos imagenes, con la misma chiquilla de largos cabellos y mirada triste rodeada de criaturas de aspecto entre tierno y maquiavelico. Una composición apabullante dado que en la imagen esas criaturas no eras criaturas sino individuos bien arreglados que la rodeaban. Lautremount y sus neuras. Al parecer, la visita de María le causó un gran impacto o ¿sería por lo que dijo?
-¿Realidad o fantasia? sería un buen título para este cuadro. -Dijó W mirandome con una sonrisa.
Decidí que sería mejor y más sano, para mis nervios, marcharnos a otra parte. Por lo que llevé a W al viejo y abandonado teatro un rato, ese lugar era magíco, W podría tocar su violín sin parar y eso le gusta tanto.

martes, 16 de noviembre de 2010

FAN FICTION Mi señor

Ella, que no había tenido mucha fortuna hasta ese momento, sentía una admiración seguida por un amor desbordado hacía su señor, ya que él, cosa que no se pone en duda dada la clase de obras que él ponía en marcha, la había acogido como una más, es decir, no sólo como a una pupila o acompañante, sino como parte de su pequeña familia. Ella, debido a su estricta formación y a la famosa reputación de él, no se atrevía siquiera a pronunciar su nombre, al menos no hasta que una serie de acontecimientos le diesen el valor necesario para hacerlo. Le resultaba vergonzoso pues ella sentía no ser la más indicada para referirse a su señor con tal confianza, le habían enseñado a verlo como un acto atrevido e irrespetuoso. Sin embargo, él, cansado de tantos formalismos, solía animarla a tratarle, más como un amigo que como su señor, cosa que a muchos sorprendía y a otros enojaba. Siempre fue un hombre con unas ideas demasiado avanzadas para la época en la que vivió. Encontrandola una mañana, a muy temprana hora, levantada y suspirante, sentada en uno de los primeros escalones que llevaban al sotano, lugar en el que él emprendía estudios e investigaciones, que a la larga solían ser muy importantes dentro de la comunidad de hechiceros. Quizás nunca logró verla, pero con los años, no le hizo mucha falta pues llegó a conocerla mejor incluso que ella a si misma. Sus suspiros parecían lamentos reprimidos, o eso supusó él acertando sin siquiera proponerselo, por lo que tratando de apaciguar su tristeza, sentandose a su lado, comenzó a compartir con ella, parte de las investigaciones, menos ortodoxas que estaba, en aquellos momentos, emprendiendo. Los suspiros cesaron pues estaba totalmente embelesada con lo que él decía. Los ojos le brillaban, no podía evitarlo, pues se sentía tán privilegiada de escuchar aquellas cosas, muchas de ellas estudiadas y otras totalmente desconocidas. Cuando acabó, ambos se levantaron y fue cuando surgió la pregunta, cuya respuesta alargaría esos momentos tán deseados y a menudos necesarios para ella.
-Mi señor... Rezo... -Se esforzó por llamarlo por su nombre dado que serían compañeros a partir de ese momento, aunque cada vez que lo pronunciaba sus mejillas se sonrojaban con facilidad. -... ¿Podría ayudarle?... Para mí sería un honor... Yo...
-Te estaría muy agradecido...
Él no necesito decir más, esas palabras, inesperadas, animaron de tal modo a la muchacha que estuvo dispuesta a todo. Cosa que a él le complació muchísimo, ya que sus anteriores colaboradores le ponían demasiadas trabas. Ella, aunque demasiado curiosa, era mucho más sumisa, por no decir, encantadora. A veces a ella le resultaba difícil, había estudiado y tenía buen dominio sobre la magía pero algunas formulas eran bastante complejas para ella, ella, aunque amante de la ciencia, no había tenido mucha oportunidad de aprenderla debidamente, lo que sabía era gracias a su incansable gusto por la lectura, ella leía toda clase de libros, desde novelas de aventuras hasta los tediosos y más difíciles de encontrar libros de Alquimía. Ella era todo un diamante en bruto. A medida que sus investigaciones avanzaban, con mayor rapidez, él se sentía más feliz, más cercano a una deseada meta y eso a ella le hacía el doble de feliz. Qué pena, que los acontecimientos posteriores retorcieran tanto las cosas. Ella comenzó a presentirlo cuando los viajes de su señor se volvieron más y más prolongados pero no era quien para ponerse a investigar. Eso sería aún peor.