miércoles, 15 de julio de 2009

¿Y TODO ESTO PARA QUÉ?



Jooo, con lo mucho que me esfuerzo y sin embargo siempre hay algún momento en que tus ilusiones se rompen y tus obras se ven rechazadas... Supongo que es verdad, que no doy la talla pero me esfuerzo, sobretodo últimamente me he esforzado mucho en dibujar a personas que existen en plan realista y vale mis dibujos no son geniales ni ultrarrealistas pero para mí el hecho de lograr sacarlos más o menos parecidos y con la expresión que tenían en la foto es muy grande. Desde luego el mundo del arte puede llegar a ser muy despiadado. Otra cosa que me hunde es que la gente me diga eso de dibujas muy bien, ¿por qué no vas a clases de dibujo y pintura? Es como sí sólo eres un artista si has ido a clases, ¿y qué pasa con los autodidactas? ¿O con aquellas personas que quieran desarrollar su propio estilo? Yo desde luego admiro muchísimo más a una persona autodidacta, nadie le ha enseñado a dibujar o a pintar pero ahi por el mundo cada peazo artista autodidacta... Ahora en general admiro a todo aquel que pinte o dibuje, aunque no sea un genio. Por cierto y a mí me resulta curioso, yo sí vuelvo a dibujar la misma cosa nunca me sale igual, a menudo ni siquiera me sale.

2 comentarios:

Nerou dijo...

"Las grandes obras son hechas no con la fuerza, sino con la perseverancia"

Asilo Arkham dijo...

Hola, Mary:

Querer ser artista, autodidacta o no, siempre resulta ser un camino muy difícil y con muchos obstáculos a vencer. Cuando tocaba, todos me decían que era muy bueno, aunque no me tocó ser de los famosos; y ahora que estoy intentando escribir me ha ido peor: a pesar de que me fue bien en la escuela, y gustaron algunos de mis trabajos a los maestros, la vida real resulta ser muy dura: nadie ha querido publicarme, nadie ha querido contratarme y, por supuesto, no he ganado ningún concurso. A veces pienso que, a pesar de todo, no soy tan buen escritor como pensaba.

Pero sabes qué, voy a seguir intentándolo. No me importan los comentarios, voy a seguir superándome. Recuerda que las caídas -aunque muchas veces duelen- sirven para volverse a levantar. Y tienes razón: hay muchos excelentes dibujantes autodidactas. Estas situaciones sólo te hacen más fuerte.

Creo que ya me extendí mucho, parezco papá *^^*

Un abrazote muy, muy fuerte. Y no dejes de dibujar.